Información

El restaurante Aprendiz es un viaje. Un viaje a los lugares a los que Noe, Nacho y Jesus, los dueños del local, habían visitado para inspirar su cocina.
La manera de viajar de cada uno queda reflejada en el discurso y la zonificación del lugar y da resultado al concepto material del mismo.
Por un lado, generamos una atmósfera contemplativa en la que los protagonistas fueran sus platos llenos de color e historia, tomando como ejemplo los paisajes relajantes de sus destinos preferidos.
Por otro, se abre una calle en su interior que nos lleva a los mercados nocturnos de sus destinos exóticos donde las diferentes culturas se funden al igual que en sus platos.

El local se encuentra en un bajo de un edificio de cierta calidad arquitectónica de los años ochenta. Cuando se hizo el derribo para obtener un local diáfano nos encontramos con una retícula muy ordenada con pilares y vigas equidistantes.
Nos pareció interesante reflejar el orden de la preexistencia en nuestra intervención y por ello acompañamos el diseño con un sistema constructivo de formas ortogonales que copian y reordenan el espacio.

La materialidad es sobria pero divertida, dando importancia en cada zona a lo que queremos contar. La vegetación tropical y sus platos llenos de color en la zona contemplativa, y el caos y ruido en nuestra calle apabullante.

Detalles

Arquitectos

Pablo Sánchez, Espe Soler

Ubicación

Valencia

Constructora

Tormo SIL

Finalizado

2022

Fotografía

David Zarzoso

Website

www.elaprendiztapas.com